Aliados para el desarrolloLa gimnasia se toma Jericó gracias al apoyo de Gymnastic Club

La precisión en los ejercicios y la elegancia durante su ejecución son dos factores que hacen de la gimnasia artística uno de los deportes más exigentes. En Jericó, gracias a Gymnastic Club, las nuevas generaciones tienen la posibilidad de formarse en esta disciplina como competidoras de alta calidad. Ese es el caso de Guadalupe Correa y Jimena Bermúdez, dos niñas de trece y cinco años que hacen parte de este club en el que han...

La precisión en los ejercicios y la elegancia durante su ejecución son dos factores que hacen de la gimnasia artística uno de los deportes más exigentes. En Jericó, gracias a Gymnastic Club, las nuevas generaciones tienen la posibilidad de formarse en esta disciplina como competidoras de alta calidad.

Ese es el caso de Guadalupe Correa y Jimena Bermúdez, dos niñas de trece y cinco años que hacen parte de este club en el que han encontrado no solo un espacio para su formación deportiva, sino también un lugar para socializar con otros compañeros y compañeras.

Guadalupe llegó a la gimnasia por azar, pues la facilidad con la que hacía los ejercicios llamó la atención de su profesor, quien le insistió a su mamá que la inscribiera en el equipo del municipio. “Yo estaba en la escuelita de Palenque y el profesor me vio jugando con el aro hula hula y vio que era la que mejor lo hacía, entonces habló con mi mamá y le recomendó que me llevara al grupo”, recuerda esta joven deportista. Guadalupe continuó haciendo saltos, giros y otros ejercicios con naturalidad, por lo que otras personas le sugirieron a la madre de esta joven llevarla al club para que su talento pudiera ser mejorado con entrenadores profesionales, y después de presentar unas pruebas fue seleccionada..

Hace cuatro años que entrena en el club y la destreza con la que realiza sus ejercicios le ha permitido competir en Cartagena, Bogotá, Cali y Armenia en diferentes torneos infantiles de gimnasia artística, eventos que le han servido para demostrar su talento y disciplina en este deporte. “Me exijo bastante y con la gimnasia he logrado descubrir cosas que no era capaz de hacer”, resalta esta jovencita que sueña con convertirse en chef cuando sea grande, aunque no descarta continuar con la gimnasia, que se ha convertido en su pasión.

Pese a su juventud, Guadalupe habla con madurez y sabe que con la gimnasia no solo ha perfeccionado su técnica deportiva, sino que también ha aprendido a ser responsable en otros ámbitos, como el colegio. “Tengo la mejor actitud, he aprendido a ser disciplinada y responsable, eso ayuda mucho porque nos vuelve más pilos”, asegura Guadalupe, quien es consciente que todo este aprendizaje ha sido posible también gracias al apoyo de sus padres, quienes la acompañan en este proceso.

Al igual que Guadalupe, Jimena Bermúdez se prepara para convertirse en una deportista cuando sea mayor. Hoy, con tan solo cinco años, disfruta sus entrenamientos porque como ella misma dice “yo nací con ese cariño en el corazón”; y es que el deporte hace parte de su ADN. Su mamá, Alexandra Ramírez, fue atleta reconocida de Jericó y por más de diez años entrenó y compitió en carreras de resistencia, donde fue campeona departamental.

El amor por el deporte no solo fue heredado por Jimena. Su hermana mayor es deportista de alto rendimiento en el baloncesto, es titular de un equipo y es muy apasionada por su disciplina, mientras que su hermano menor ya muestra interés por el fútbol. “Me siento orgullosa de estar ahí con ellos, acompañándolos en lo que más les gusta. Si sobresalí en el deporte fue gracias a mis papás, ahora quiero que mis hijos sigan ese ejemplo y que lo disfruten al máximo”, resalta Alexandra.

Gracias al acompañamiento de su familia y del club de gimnasia, Jimena cuenta con un espacio en donde entrena con otras niñas que sienten el mismo amor por el deporte. “Me gusta la gimnasia, esas cosas que hacemos son muy divertidas”, dice Jimena, quien se prepara para la muestra que en el mes de septiembre realizará el club en el municipio.

Alexandra sabe que cada entrenamiento se convierte en una valiosa oportunidad para aprender y mejorar la técnica, pues la experiencia le ha enseñado que para ser la mejor se debe tener disciplina. “La gimnasia es compromiso, concentración, pasión por cada ejercicio para que salga todo bien. Es un deporte hermoso, a ella le gusta mucho bailar, por eso siempre que llega de clase nos muestra lo que ha aprendido”, señala Alexandra, quien hizo una pausa en su carrera deportiva para prepararse como licenciada de lengua castellana.

Junto a estos dos talentos de la gimnasia otras niñas entrenan en Gymnastic Club con dedicación para dejar el nombre de Jericó en alto en futuras competencias regionales y nacionales, una meta que marca el camino de este deporte en el municipio. Además, desde este año, el club ha recibido apoyo de Minera de Cobre Quebradona, quien cree en lo que el suroeste tiene para mostrarle al mundo.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2021 © All Rights Reserved