Respeto a la memoriaLa evolución en la vocación jericoana

Jericó, es la cuna del carriel, el pueblo de las 15 iglesias y las casas bonitas, un lugar mágico para vivir, por la amabilidad y empuje de su gente. Uno de los apelativos del municipio es “La Mesa de Dios”, haciendo alusión a la abundancia y a que siempre hay cabida para todo el que llegue; por eso, no es raro el hecho de contar con gran diversidad en la vocación económica que lo ha...
Consejo de Redacción AdP3 semanas .1496 min

Jericó, es la cuna del carriel, el pueblo de las 15 iglesias y las casas bonitas, un lugar mágico para vivir, por la amabilidad y empuje de su gente.

Uno de los apelativos del municipio es “La Mesa de Dios”, haciendo alusión a la abundancia y a que siempre hay cabida para todo el que llegue; por eso, no es raro el hecho de contar con gran diversidad en la vocación económica que lo ha convertido en un pueblo progresista.

Y es que Jericó, desde sus inicios, tuvo un gran desarrollo en su economía, principalmente en ganadería y en agricultura con la siembra el plátano, yuca, frijol y tomate, para el sustento de los hogares; no obstante, para el año 1900, es decir 50 años después de su fundación, su población fue incrementando y con ese incremento, el renglón económico fue expandiéndose. Jericó ya contaba con alrededor de 15.000 habitantes y un considerable número de establecimientos dedicados al comercio de sandalias, fabricación de jabón, cafeterías, sastrerías y demás.

Saulo Agudelo. Carriel Patrimonial. Empresa jericoana que participó en feria comercial en Bogotá apoyada por Minera de Cobre Quebradona. 

Con el pasar de los años, hubo lugar para el asentamiento de nuevas empresas, como: Cultivares, una compañía dedicada al cultivo y comercialización del cardamomo; Mesacé, fundada por Jesús Mesa Caballero, nació como industria talabartera que aún existe luego de 114 años y que ahora reside en Medellín.

Estas empresas, al igual que la industria del cuero, nutrieron, diversificaron y evolucionaron a la economía jericoana, brindando nuevas oportunidades de crecimiento para el municipio y sus habitantes.

Guarnielería Julián Agudelo, empresa jericoana que participó en feria comercial en Bogotá apoyada por Minera de Cobre Quebradona

En los últimos veinte años, este hermoso paraíso terrenal, continuó con su expansión económica y vocacional, llegando así la industria maderera con empresas como Rincco y Reforestadora Río Frío, el aguacate Hass, la Gulupa, la industria minera y el turismo religioso.

Y es que ¿quién no se enamora de este mágico pueblo? Minera de Cobre Quebradona no es la excepción y desde que llegó hace cerca de 20 años al territorio, se ha venido adaptando a la cultura y tradición de Jericó y por eso día a día, los empleados de esta compañía, que en su mayoría son jericoanos, luchan incansablemente para seguir construyendo ese Jericó soñado y lleno de oportunidades.

La empresa Minera de Cobre Quebradona hace visitas pedagógicas a su proyecto.

El sector minero con sus aportes en lo social, económico y ambiental sigue promoviendo un Jericó progresista, con empleo de calidad y oportunidades. La tierra prometida.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2023 © All Rights Reserved