Aliados para el desarrolloLa Cámara de Comercio hace su aporte al emprendimiento en Jericó

Por medio de módulos formativos la Cámara de Comercio de Antioquia ha impulsado a comerciantes del municipio a interesarse por temáticas relacionadas con buenas prácticas empresariales. Esta iniciativa despertó el interés de Mario González y Patricia Palacio, dos emprendedores que vieron en este proyecto la posibilidad de mejorar diversos aspectos de sus negocios, enfocados en la gastronomía y el turismo. Cuando Mario González recibió la llamada de su hermana, en la que le contaba sobre...

Por medio de módulos formativos la Cámara de Comercio de Antioquia ha impulsado a comerciantes del municipio a interesarse por temáticas relacionadas con buenas prácticas empresariales. Esta iniciativa despertó el interés de Mario González y Patricia Palacio, dos emprendedores que vieron en este proyecto la posibilidad de mejorar diversos aspectos de sus negocios, enfocados en la gastronomía y el turismo.

Cuando Mario González recibió la llamada de su hermana, en la que le contaba sobre un local que alquilaban en Jericó, este hombre, profesional en Gastronomía, decidió correr el riesgo para iniciar con el pie derecho una nueva etapa laboral; pero esta vez en el suroeste. Al llegar no hubo marcha atrás y decidió quedarse para apostarle a su emprendimiento, un restaurante de burritos, pizzas y lasagnas, que poco a poco se convirtió en uno de los más recordados en el municipio. “Mi filosofía es innovación o muerte”, relata Mario, por eso hace un poco más de ocho meses decidió tomar otro riesgo: vender su restaurante ya posicionado para adquirir Bendito Café, una apuesta gastronómica por la comida fusión y con toques de experimentación. “Nuestra meta es cambiar la carta cada cuatro meses y durante esos cambios vamos a inspirarnos en cocinas del mundo. Queremos poner conceptos en cada plato, cosas de la comida internacional, respetando siempre los ingredientes locales”, resalta. Actualmente su restaurante cuenta con una oferta gastronómica amplia, pero la innovación en esta ocasión está marcada por la comida fusión entre Latinoamérica y Japón, una mezcla diferente que llama la atención de los comensales.

Sin embargo, para que su emprendimiento continuara vigente era necesario revisar algunos aspectos administrativos, por lo que los cursos de la Cámara de Comercio eran una buena opción para ponerse al día. “Hemos trabajado el módulo financiero, de servicio y protocolo y temas legales de contratación. Siempre he tratado de hacer las cosas bien, pero cuando vinieron a hacer la intervención me llevé sorpresas, había cosas que no tomábamos en cuenta”, dice Mario, quien desde ese momento tuvo que hacer un alto en el camino para evaluar las finanzas.

Además del acompañamiento por parte de los tutores en temas de costos, este proyecto orienta a los empresarios sobre cómo debe contratarse el personal de apoyo y bajo qué figuras legales, con el fin de formalizar los procesos. De igual manera, la atención al cliente es vital, por eso a través de capacitaciones los colaboradores de estos comercios se forman en esa área. “Con las capacitaciones hemos mejorado sobre todo el tema de servicios, cómo nos dirigimos a la gente, cómo manejar los tiempos de entrega, cómo ser más amables, ser más profesionales” cuenta Mario, un hombre amante de la música y del piano, un instrumento que interpreta desde los doce años.

Al igual que Mario, Patricia Palacio encontró en el proyecto de la Cámara de Comercio una oportunidad única para impulsar Posada Dulcinea, un espacio diferente para el turista. “Este lugar surge con la necesidad de proporcionarle a los visitantes un lugar agradable y sostenible”, resalta Patricia, quien ha hecho de esta casona un sitio lleno de tradición y en el que la decoración da cuenta de ese respeto por la naturaleza, ya que parte del inmobiliario está elaborado con materiales aprovechables.

Gracias a esta iniciativa, Posada Dulcinea ha recibido asesoría en temas legales y de contratación, un aspecto relevante dentro de la formalización empresarial a la que Jericó le está apuntando. “Desconocíamos muchas partes legales que como empresarios se deben considerar. La Cámara de Comercio nos hace protagonistas en el desarrollo económico de Antioquia, por eso nos enseñaron a formalizar nuestras empresas, para que podamos contratar directamente con empresas legalmente constituidas”, señala Patricia.

Al igual que ellos, otros empresarios han encontrado aquí una posibilidad de mejorar las dinámicas al interior de sus negocios, con el fin de convertirse en una alternativa laboral y económica para el municipio, sin dejar de lado la esencia la esencia y el sentir jericoano.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2021 © All Rights Reserved