Respeto a la memoriaJESUSITA VALLEJO Y PEDRO NEL GÓMEZ: LA HISTORIA ESPIRITUAL DE LA ACUARELA

Jesusita Vallejo es, sin duda alguna, una acuarelista extraordinaria y un ejemplo sobresaliente de la visión de la vida que anima al espíritu jericoano. Nació en nuestro municipio el 10 de octubre del año 1904 y toda su vida, hasta su partida en el 2003, fue vivida en función del arte. Tal vez, una de las mejores síntesis de lo que significa la vida de esta artista aparece en la investigación de grado realizada por...

Jesusita Vallejo es, sin duda alguna, una acuarelista extraordinaria y un ejemplo sobresaliente de la visión de la vida que anima al espíritu jericoano. Nació en nuestro municipio el 10 de octubre del año 1904 y toda su vida, hasta su partida en el 2003, fue vivida en función del arte.

Tal vez, una de las mejores síntesis de lo que significa la vida de esta artista aparece en la investigación de grado realizada por la magíster en Historia del Arte María Cecilia Ríos Mesa, quien aborda la presencia femenina en las artes plásticas de Antioquia en la primera mitad del siglo XX.

Se destacan en ese trabajo aspectos no muy conocidos de la pasión artística de Jesusita, sus maestros y su trayectoria; pero, en particular, su participación en lo que se conoció como el grupo de alumnas del maestro Pedro Nel, del que también hizo parte nada más y nada menos que la pintora Débora Arango. Ella misma narra en una entrevista que después de salir del Instituto de Artes, cinco alumnas siguieron con el maestro Pedro Nel Gómez, de quien no solo recordaba con cariño sus lecciones profundas sobre la historia del arte, sino también las correc­ciones puntuales que hacía a sus bocetos y acuarelas, reclamándole con afecto “más fuerza, más color”.

Sobre el tema de la acuarela, la profesora Ríos Mesa expresa en su in­vestigación de grado que “con la llegada del Maestro Pedro Nel Gómez a Colombia y, en particular, al I.B.A, llegó, también, la técnica de la acuarela, poco conocida en el medio y sólo difundida en algunos lugares de Europa. La presencia del maestro para la artista se extendió más allá del tiempo de la Escuela”. Por otra parte, cabe mencionar que el maestro Pedro Nel fue, además de muralista, ingeniero urbanista, filósofo y escultor conno­tado; y sus obras reflejaron la épica de la minería en Antioquia. Fueron también profesores de Jesusita los maestros George Brasseur y Kurt Lahs.

Premios, exposiciones, Picasso y Jesusita

Entre los reconocimientos que la artista recibió por su trayectoria artística se cuenta el Primer Premio de Estudios de Bellas Artes en el año 1929, así como el Premio Discípulas del Maestro Pedro Nel Gómez, recibido en 1932.

Dice la investigación que con Jesuita se inauguró, en 1946, la Sala Rendón del Museo de Zea, y que en 1949 ganó el Premio Exposición Internacional de Medellín. Resalta también que en los años 50 “empezó a internacio­nalizar su obra y sus experiencias y a estrechar su vínculo con el arte europeo al viajar a París, en 1951, como representante ante la Unesco”.

La misma Jesusita destaca, en una entrevista rescatada por la Magíster, que “el 12 de octubre, Fiesta de la Raza, hicimos una exposición en un salón que hay en un teatro de París. Expusimos todos los artistas de ha­bla hispana, tanto de países de América, como de España. Con nosotros expuso Picasso, luego de esta exposición, realicé otra en la Casa de las Américas”.

Rebelde

Otro aspecto curioso es el hecho de que Jesusita suscribió una Decla­ración de Artistas Independientes, que se hizo pública en 1944, cuando proclamaron desierto, por parte del Ministerio de Educación, el IV Salón de Artistas Colombianos.

La declaración es un acto de rebeldía y en él se leen frases como estas:

“Es el Estado el que necesita de los artistas como fuerza de la economía nacional, y no los artistas del Estado”.

“El arte tiene su propia política”.

“Una revolución en el arte es un florecimiento”.

De ella, dijo el maestro Pedro Nel Gómez: “Pinta admirablemente los motivos naturalistas, tiñéndolos con afortunadas valoraciones cromáticas, construyéndolos con un espíritu original, modelándolos sin complicadas imaginaciones”.

Jesusita Vallejo es un orgullo de los jericoanos y un ejemplo a seguir.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2018 © All Rights Reserved