Aliados para el desarrolloALIMENTOS ORGÁNICOS MADE IN JERICÓ

Desde hace unos meses, Carolina Bermúdez se convirtió en un importante apoyo para los habitantes de las veredas Vallecitos, La Hermosa y Quebradona, en donde funcionan los invernaderos impulsados por el proyecto de Minera de Cobre Quebradona, cuyo objetivo está centrado en la producción de alimentos de fácil comercialización en Jericó. Todo comenzó cuando sus padres fueron beneficiados con el proyecto, que les permitía la creación de un invernadero en el que ellos serían los...

Desde hace unos meses, Carolina Bermúdez se convirtió en un importante apoyo para los habitantes de las veredas Vallecitos, La Hermosa y Quebradona, en donde funcionan los invernaderos impulsados por el proyecto de Minera de Cobre Quebradona, cuyo objetivo está centrado en la producción de alimentos de fácil comercialización en Jericó.

Todo comenzó cuando sus padres fueron beneficiados con el proyecto, que les permitía la creación de un invernadero en el que ellos serían los encargados de sembrar y cosechar los productos para, posteriormente, distribuirlos en algunos restaurantes y locales de Jericó, impulsando así el trabajo del campesino en la zona, labor que por momentos es invisible. Así fue entonces que Carolina, con tan solo veintidós años, comenzó a hacer las veces de asistencia técnica con sus padres y otros vecinos en la zona, con el fin de producir alimentos de excelente calidad. “Yo era auxiliar de campo, entonces ayudaba en La Hermosa y Vallecitos. Mi labor era ver y revisar que no hubiera plagas en los cultivos y los orientaba en lo que necesitaran”, cuenta Carolina.

Poco a poco estas nueve familias comenzaron a cosechar los frutos de este proyecto, pues sus invernaderos, que habían sido asesorados y construidos por Contreebute están proveyendo a restaurantes y legumbrerías del municipio, e incluso están siendo una fuente de alimento para los propios núcleos familiares, pues gracias a esta producción pueden autoabastecerse. “Mis papás conversaban hace poco que desde que tienen el invernadero no volvieron a comprar verdura. Están muy contentos porque además de hacer buenas ventas son autosostenibles, y lo más importante es que son alimentos sin químicos, 100% orgánicos”, resalta Carolina, quien reconoce que el trabajo en el agro puede coexistir con la minería sin poner en riesgo el desarrollo en la zona.

Además de los productos que cosechan en los invernaderos, las familias han puesto en práctica diversas estrategias para que sus cultivos sean mucho más orgánicos. Algunos hicieron biocompostaje para evitar que las plagas se apoderen de sus productos. Otros, en cambio, decidieron apostarle a los lombricultivos para obtener abonos naturales que ayuden a mantener la calidad de sus alimentos.

Hasta el momento se han cosechado más de 3 toneladas de alimentos, que surten las despensas de los jericoanos y traen no solo buena nutrición, sino también una importante entrada económica para los hogares de quienes hacen parte de este proyecto, como los papás de Carolina, quienes, además del conocimiento recibido en las asesorías técnicas, han puesto en práctica estas recomendaciones para cultivar fuera de los invernaderos otros productos de fácil comercialización, como las alverjas y habichuelas. “Cuando la época del café se pone mala, es decir que no hay cosecha, mi mamá ha tenido dinero producto de la venta de sus legumbres”, asegura Carolina con orgullo, pues sabe que esta labor es vital para abastecer de lechuga, repollo, cilantro, cebolla, remolacha y otros alimentos al municipio.

Por lo pronto, estos hogares esperan continuar con el proyecto, que les ha dejado múltiples enseñanzas relacionadas con el agro, pero, sobre todo, ha resaltado el trabajo de los campesinos del suroeste, que es fundamental para el desarrollo de toda la región.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2018 © All Rights Reserved