OpiniónGestores de Paz: de Jericó a toda Colombia

Por: Juan Felipe Restrepo Cano, representante de los estudiantes de la Institución Educativa San José, integrante de Aglojoven y miembro de Cultura Joven Jericó. ¿Qué es Gestores de Paz? Somos un colectivo de jóvenes jericoanos que viene realizando un llamado que ya trasciende las fronteras de nuestro municipio y ha llegado hasta Bogotá, Sucre y Boyacá. Un llamado que sabemos que es más que necesario en este punto de la historia colombiana. Venimos a darles...

Por: Juan Felipe Restrepo Cano, representante de los estudiantes de la Institución Educativa San José, integrante de Aglojoven y miembro de Cultura Joven Jericó.

¿Qué es Gestores de Paz?

Somos un colectivo de jóvenes jericoanos que viene realizando un llamado que ya trasciende las fronteras de nuestro municipio y ha llegado hasta Bogotá, Sucre y Boyacá. Un llamado que sabemos que es más que necesario en este punto de la historia colombiana. Venimos a darles un mensaje en nombre de todo lo bueno y lo justo de este gran país, en nombre de los desvalidos y los opresores, en nombre de todo aquel al que le duele esta tierra.

Venimos a hablarles de la paz, pero no esa paz que se firmó y luego se desbarató. Venimos a hablar de la paz, el amor y la unidad, esos pilares de una comunidad próspera y civilizada, que son fundamentales para asegurar el libre desarrollo intelectual y ético en una sociedad. Como colombianos lo sabemos: más de setenta años de una guerra interna nos han demostrado que nosotros y nuestros antepasados no aprendimos el valor del amor y la tolerancia en la construcción de un mejor país.

Sabemos y entendemos que la balanza de la justicia no siempre puede resolverlo todo, pero cuando se trata de decidir entre la ley de talión o la justicia civilizada creemos estar de acuerdo en que preferimos la imperfección a tener un mundo ciego por efecto del ojo por ojo.

Conocemos y hemos visto las consecuencias de la venganza, que si no es detenida se corre el riesgo de que su violencia desenfrenada sea propagada y sofoque el país entero.

Y eso es lo que hemos estado observando en las últimas semanas con este nuevo paro nacional; hemos observado el recrudecimiento de la violencia por parte de  varios de los diferentes sectores partícipes de este paro nacional.

¿Es justificable el uso de la violencia en la “defensa” de cualquier ideal?

Como colectivo de jóvenes jericoanos no creemos ni compartimos el uso de la violencia por ninguno de los actores de este paro nacional, porque debemos aprender y entender que nuestras acciones hacia los demás son como un imán que atrae la misma acción que producimos. Lo que nos da a entender que la amabilidad genera amabilidad y la violencia solo genera más injusticia, crueldad y muerte.

Sabemos por el caos que estamos pasando, pero los diamantes jamás se forjan sin presión, los arcoíris sin tormenta y los cambios sin unión. A pesar de las circunstancias, ¡venceremos! El pueblo deberá mantenerse en pie y con cordura, este dolor es de todos y unidos somos una sola conciencia, somos una mente maestra luchando contra un gobierno que cada vez declina más. El universo entiende que antes de haber orden hay caos; esta ley rige todos los acontecimientos vividos en la tierra, representa la estabilidad universal. Este presente y estos sucesos serán recordados por las generaciones futuras, y nuestra generación lo llevará marcado en la sangre; así que nos preparamos para un futuro sin precedentes. Esta es una Colombia renacida, una Colombia distinta, una Colombia que no calla para ser opacada, una Colombia que busca resurgir ante la oscuridad y que brilla como nunca antes.

En este momento tan crítico, y diríamos que determinante en la historia reciente de nuestro país, debemos aprender a aplicar la ley de la revancha, una ley que nos invita a desarrollar un comportamiento crítico y sereno frente a los comportamientos ajenos, que no podemos controlar. Seamos pacíficos y llenémonos de calma. Si alguien nos ofende no tenemos por qué pagarle con la misma moneda. El mostrar un comportamiento decente y sereno evitará que la otra persona sienta que puede controlarnos, que es exactamente lo que pasa cuando nos dejamos llevar por nuestros instintos primitivos y violentos.

Esta ley nos invita a mostrar lo mejor de nosotros, a mostrar que si tú me ofendes yo tengo el suficiente autocontrol como para devolverte un halago, que si tú me golpeas mi respuesta no será la violencia.

Hoy venimos a demostrarle a nuestra gente, desde un policía hasta un civil, que amamos las diversas formas de pensar que nos da este universo. Amamos la vida en sus distintas etapas, amamos y respetamos la diferencia como motor de crecimiento.

Este mensaje lo damos a todos ustedes porque creemos que podemos reemplazar todo ese odio y toda esa violencia, porque creemos en el arte y la cultura como fuente divina de la expresión humana, creemos en la conciencia ciudadana, creemos en la paz.

Gestores de Paz

Colectivo de jóvenes jericoanos

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2021 © All Rights Reserved