EditorialLAS LECCIONES DE ESTA CRISIS

Es evidente que el COVID19 se constituye en el hecho más importante que le haya ocurrido a nuestra generación. No era imaginable un evento de esta magnitud y trascendencia. Jamás se nos habría ocurrido que al igual que nosotros, las más importantes ciudades del planeta iban a estar recogidas en sus casas, que el temor y las medidas de prevención iban a ser las mismas para todos, y que todos nos íbamos a agobiar con...
Consejo de Redacción AdP6 meses .111943 min

Es evidente que el COVID19 se constituye en el hecho más importante que le haya ocurrido a nuestra generación. No era imaginable un evento de esta magnitud y trascendencia. Jamás se nos habría ocurrido que al igual que nosotros, las más importantes ciudades del planeta iban a estar recogidas en sus casas, que el temor y las medidas de prevención iban a ser las mismas para todos, y que todos nos íbamos a agobiar con los mismos pensamientos de incertidumbre y de miedo. Sí, era inimaginable, pero sucedió.

Y entonces ha ocurrido también algo extraordinario: empezó a aflorar la solidaridad. Sumergidos como estábamos en el individualismo, empezamos a ver a los otros, sentimos y aprendimos la importancia de un abrazo, el significado de estar juntos.

Lo colectivo empezó a tener importancia de nuevo. Se sembró en nuestros corazones la seguridad de que no podemos salir solos de un flagelo de esta dimensión, y que tenemos que estar unidos, juntos.

Tenemos que sentirnos orgullosos de todo lo que significa el Espíritu Jericoano. En esta crisis salió lo mejor de todos nosotros. Hubo iniciativas solidarias, repartimos mercados, recogimos recursos, nos miramos como comunidad integrada, superamos las diferencias en el entendido de que es mejor estar juntos que estar de acuerdo, y dimos muestras inequívocas de lo que verdaderamente somos, de lo que verdaderamente nos define y nos identifica: somos una comunidad unida, amable, respetuosa, generosa y decidida a superar las dificultades.

¡De esta también salimos!

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

One comment

  • Ibeth Patricia posada cardenas

    Junio 10, 2020 at 9:03 pm

    Así es, gracias minera Quebradona por el apoyo que han brindado al municipio

    Reply

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2018 © All Rights Reserved