Entre RielesLA ETNOGRAFÍA: UN ESTUDIO PARA AUMENTAR NUESTRA RESPONSABILIDAD CON PUENTE IGLESIAS

Durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre se llevó a cabo este estudio en Puente Iglesias, corregimiento de Fredonia. Las actividades estuvieron dirigidas por la Fundación Gestión Social y Ambiental y desarrolladas por un equipo compuesto por dos antropólogos y una socióloga, todos expertos en investigación y etnografía. Además, estuvieron acompañados por un equipo de comunicadores sociales, realizadores audiovisuales, ingenieros forestales y personal administrativo, para, desde las distintas áreas, construir un trabajo conjunto...

Durante los meses de julio, agosto, septiembre y octubre se llevó a cabo este estudio en Puente Iglesias, corregimiento de Fredonia. Las actividades estuvieron dirigidas por la Fundación Gestión Social y Ambiental y desarrolladas por un equipo compuesto por dos antropólogos y una socióloga, todos expertos en investigación y etnografía. Además, estuvieron acompañados por un equipo de comunicadores sociales, realizadores audiovisuales, ingenieros forestales y personal administrativo, para, desde las distintas áreas, construir un trabajo conjunto en pro de la comunidad.

Los investigadores tuvieron la tarea de observar activamente lo que sucedía en el entorno, con el fin de brindar una especie de fotografía o radiografía del territorio, que permitiera entender las creencias, costumbres, mitos, genealo­gías e historias de la cultura. Y aunque existen muchas técnicas para realizar este tipo de trabajos, la más idónea fue la entrevista con los diferentes actores de la comunidad. Dentro de los hallazgos se encontró que las montañas son protagonistas, pues algunas, como Cerro Tusa y los Farallones del Citará resaltan con majestuosidad en el paisaje. Sin embargo, las aguas no se quedan atrás: el río Cauca y San Juan, que bordean estas tierras, son el referente primario de los pobladores de esta región.

Así mismo, el estudio arrojó que entre las principales dinámicas económicas se encuentra la agricultura, que ha venido potenciándose gracias a programas como los de Minera de Cobre Quebradona, que ha apoyado estrategias   de cría de pollos de engorde y de gallinas ponedoras para motivar a los habitantes a participar en actividades que   les permitan desarrollar conocimientos, actitudes y aptitudes de emprendimiento que conlleven a mejorar la economía y su calidad de vida. Así mismo, se encontró que en la comunidad conviven vecinos de zonas tan disímiles como Urabá, Casanare, los Llanos, Tuluá y otras ciudades tanto de Colombia como del exterior, lo que da cuenta de la multiculturalidad que existe en este corregimiento ribereño.

Son muchísimos los hallazgos en las diferentes áreas, y aunque no podrían aquí enumerarse todos, es a partir de estos que, como vecinos, podemos entender mucho mejor este lugar. Hacer un estudio etnográfico responsable y objetivo da cuenta del respeto que profesamos a estas tierras y de nuestro interés por trabajar de la mano de la comunidad y en pro de su bienestar.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2021 © All Rights Reserved