Entre RielesRÍO CAUCA: UNA FUENTE DE VIDA PARA PUENTE IGLESIAS

El río Cauca es uno de los ríos más importantes del país, pues cuenta con una extensión aproximada de 63 mil kilóme­tros desde su nacimiento en el Parque Nacional Puracé hasta su desembocadura en el municipio de Pinillos, Bolívar, donde sus aguas se mezclan con las del río Magdalena. A su paso, el río transita por más de 180 municipios llevando energía, riqueza natural y alimento. Sin embargo, este afluente, símbolo de la diversidad, sufre...

El río Cauca es uno de los ríos más importantes del país, pues cuenta con una extensión aproximada de 63 mil kilóme­tros desde su nacimiento en el Parque Nacional Puracé hasta su desembocadura en el municipio de Pinillos, Bolívar, donde sus aguas se mezclan con las del río Magdalena. A su paso, el río transita por más de 180 municipios llevando energía, riqueza natural y alimento. Sin embargo, este afluente, símbolo de la diversidad, sufre las consecuencias del desinterés por parte de algunos pobladores que, sin pensarlo, arrojan al caudal todo tipo de desechos que contaminan sus aguas. Esta es la historia del río Cauca, un recurso natural que lucha en cada tramo que recorre.

Desde sus orígenes, el río, llamado por los indígenas Bredunco, se convirtió en un medio de comunicación para las comunidades ribereñas, que además aprovecharon sus aguas para incentivar el comercio de alimentos y herramientas con otros pueblos. Años más tarde, durante la conquista y la colonia, fue un medio de transporte que movilizaba a soldados y expedicionarios. Posteriormente, con la llegada de la navegación a vapor, sus aguas facilitaron el transporte del café que provenía del Eje Cafetero y el suroeste antioqueño, sacando toneladas del grano con destino al puerto de Buenaventura, donde era exportado.

Al revisar la historia de este importante río encontramos su aporte al crecimiento de algunas ciudades, que gracias a su cauce pudieron asentarse. No obstante, esa oportunidad se convirtió con el tiempo en un mal del que hoy no ha podido recuperarse. Algunos sectores de importantes urbes como Popayán y Cali vierten sus residuos en quebradas y ríos alternos que desembocan en el Cauca, y más adelante se topa con otras capitales como Manizales, e incluso Medellín, que extienden sus desechos por cauces de ríos más pequeños que mueren en el Cauca, enfermando las aguas hasta su desembocadura en el Magdalena.

En Puente Iglesias, el río brinda alimento, tradición y alegría, pues con actividades como la pesca muchos pobladores encuentran un sustento para su diario vivir. Así mismo, este río marca una parte fundamental de la cultura ribereña de este corregimiento, ya que los mayores recuerdan, con algo de nostalgia, cómo estas aguas les ofrecieron, en su momento, una alternativa de vida.

Es por esto que para que el río vuelva a respirar, es necesario identificar qué tipo de contaminación afecta el cauce, pues solo así se pueden tomar acciones mucho más específicas y poner en marcha planes que mejoren sus aguas. Es importante que los habitantes comprendan el valor que tiene este afluente para el país y la manera en la que su paso por el territorio ha traído bienestar.

El cuidado de este río y de muchos otros que lo alimentan permitirá que nuevas generaciones puedan disfrutar de este afluente como lo hicieron nuestros antepasados: respetando y agradeciendo lo que sus aguas ofrecen con humildad en su paso.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2021 © All Rights Reserved