Aliados para el desarrolloNueva casa y mejores condiciones para los perritos del albergue en Jericó 

Durante casi 11 años, el albergue canino La Esperanza ha brindado cuidado y protección a perros rescatados del abandono. Sin embargo, el desgaste de sus instalaciones se hizo evidente, lo que afectaba la calidad de vida de los animales, especialmente en temporadas de lluvia cuando se mojaban y enfermaban. Impulsados por el deseo de cambiar esta situación, desde comienzos del año 2022, voluntarios de la Asociación AVA (Amor por la Vida Animal) buscaron apoyo de...
Consejo de Redacción AdP11 meses .2688 min

Durante casi 11 años, el albergue canino La Esperanza ha brindado cuidado y protección a perros rescatados del abandono. Sin embargo, el desgaste de sus instalaciones se hizo evidente, lo que afectaba la calidad de vida de los animales, especialmente en temporadas de lluvia cuando se mojaban y enfermaban.

Impulsados por el deseo de cambiar esta situación, desde comienzos del año 2022, voluntarios de la Asociación AVA (Amor por la Vida Animal) buscaron apoyo de la Alcaldía Municipal y la Fundación ProJericó para iniciar una serie de movilizaciones en busca de recursos que permitieran mejorar las instalaciones y garantizar una mejor calidad de vida para los perros albergados.

Para lograr su objetivo, iniciaron una jornada de donación a la que convocaron a la comunidad jericoana en general. Afortunadamente, la iniciativa tuvo una excelente acogida y se recolectaron no solo recursos económicos, sino también dos toneladas de alimento concentrado, lo que representó una gran ayuda para el albergue.

A pesar del apoyo de la comunidad, los recursos aún eran insuficientes para las obras de remodelación y adecuación que el albergue necesitaba con urgencia. Por ese motivo, fue necesario buscar apoyo en varias instituciones y comercios del municipio. Rincco S.A.S. respondió al llamado con una donación de madera por valor de siete millones de pesos, que permitió mejorar los techos del lugar y construir casitas para los perros. Además, la familia Cañaveral se sumó a la iniciativa donando mano de obra junto con miembros de la asociación AVA. Minera de Cobre Quebradona también aportó materiales de construcción.

El proceso de recolección de recursos se prolongó hasta diciembre de 2022. Posteriormente, se inició el proceso de construcción y adecuación de los espacios, que se llevó a cabo hasta finales de marzo del presente año.

Debido a que el albergue se encuentra en terrenos de una tenería, la Seccional de Salud de la Gobernación de Antioquia recomendó separar ambos espacios para evitar accidentes con los caninos, quienes, en medio de la escasez, buscaban alimento en las sobras de los cueros, lo que causó algunos ahogamientos en los tanques del lugar. Para prevenir este tipo de accidentes, se instaló una malla que divide el lote y se construyó un muro que impide el paso de los perros a la tenería. Además, se cambiaron techos que estaban en malas condiciones y se realizaron obras para evitar la filtración de agua en las perreras y la inundación del terreno durante las temporadas de lluvias. Las adecuaciones incluyeron perreras más amplias, piso esmaltado, cambio de todas las rejas, mejoras en los senderos peatonales, construcción de una celda independiente de cuarentena destinada a los perros que recién llegan al albergue y embellecimiento de los espacios mediante trabajos de pintura.

Las obras realizadas en el albergue canino La Esperanza fueron entregadas a la comunidad el pasado sábado 22 de abril durante un evento de inauguración. Durante el acto se compartieron fotos y videos del antes y después de las mejoras realizadas y se agradeció a las instituciones que ayudaron a hacerlo posible. Además, la Universidad Lasallista participó en el evento con la presencia de ocho médicos veterinarios que realizaron una jornada completa de bienestar animal para los perritos del albergue. Durante el evento también se llevaron a cabo dos adopciones de cachorros y se recibió la donación de cinco bultos de alimento.

Según Óscar Díaz Cadavid, coordinador Administrativo y Financiero de la Fundación ProJericó, aunque el albergue aún no ha resuelto todas sus necesidades, las obras realizadas permiten que los perritos estén en condiciones mucho más favorables que hace un año. Destaca que uno de los logros más importantes fue demostrar que en Jericó la comunidad está dispuesta a trabajar en equipo y a unir fuerzas para movilizar causas sociales. En resumen, se puede decir que la unión hizo la fuerza.

 

Canela con su nueva adoptante, Luisa Maria Vergara, integrante del equipo de comunicaciones de Minera de Cobre Quebradona
Pancho, con su nueva adoptante; Maria Camila Ceballos. Veterinaria de la Universidad Lasallista

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2023 © All Rights Reserved