OpiniónEL MEDIO AMBIENTE ES TODO O NADA

Caminar por Jericó y sus veredas es una actividad que he disfrutado desde siempre. Sus paisajes y belleza arquitectónica hacen que me sienta orgulloso de esta tierra, de mi tierra. Sin embargo, desde hace un tiempo he notado que las calles y las vías que conectan al municipio con otros destinos se han ido inundado poco a poco de basura, de desechos y de escombros, que sin mayor explicación aparecen a orilla de la carretera....

Caminar por Jericó y sus veredas es una actividad que he disfrutado desde siempre. Sus paisajes y belleza arquitectónica hacen que me sienta orgulloso de esta tierra, de mi tierra. Sin embargo, desde hace un tiempo he notado que las calles y las vías que conectan al municipio con otros destinos se han ido inundado poco a poco de basura, de desechos y de escombros, que sin mayor explicación aparecen a orilla de la carretera.

Basta con hacer una pequeña caminata hasta Guacamayal para ver las bolsas de basura a lado y lado de la vía, y en ocasiones se encuentran abiertas, con sus contenidos expuestos a plagas de todo tipo. También podría hacerse un paseo desde la salida del lavadero de carros hasta el Alto de Marita, para ver, en la arboleda, bultos de escombros que tratan de camuflarse con el paisaje. Platos, vasos, cucharas y hasta pañales desechables invaden hoy los caminos que conectan a Jericó, y lo alarmante del caso es que parece que a nadie le importa, pues esta situación la he compartido con amigos y conocidos que reconocen el problema; pero nadie sabe de qué manera se puede controlar.

Este escenario en el municipio es preocupante. Los jericoanos siempre nos hemos caracterizado por ser pulcros y dedicados con el cuidado del medio ambiente; pero esta situación deja múltiples dudas que deberían hacernos reflexionar al respecto.

Primero, vale la pena entender que hablar de medio ambiente no es solo hablar de minería. El tema del medio ambiente también incluye el uso adecuado que les damos a las basuras, por lo que nuestra consciencia ambiental debería estar encaminada a denunciar aquellas prácticas que pongan en riesgo el entorno. Segundo, las acciones que nos permitan mejorar el manejo de residuos en el municipio no solo están en manos de unos pocos, es una responsabilidad a la que todos debemos hacerle frente. Sugiero que la administración informe a los habitantes de Jericó sobre las posibles multas y sanciones que conlleva no depositar la basura los días establecidos y en los sitios adecuados por la empresa recolectora; y que los jericoanos nos encarguemos de denunciar las acciones que están en contravía del uso adecuado de los residuos en el municipio.

No queremos que más esquinas, postes y caminos veredales se conviertan en el basurero de unos cuantos que olvidan las reglas mínimas de convivencia. Es hora de pensar en el daño que le hacemos al ambiente cada vez que botamos basuras en espacios no aptos para esto, pues, además de dañar la imagen de nuestro municipio, exponemos a nuestros coterráneos a enfermedades y problemas de salud.

Si ponemos de nuestro lado estaremos haciendo el cambio, y el ejemplo será la mejor manera de enseñarles a los demás cómo

queremos ver a Jericó…

¿Y a usted cómo le gustaría verlo?

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2018 © All Rights Reserved