Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosaLa distancia entre hablar y hacer

En esto los abuelos nunca se equivocaron. Hablar es muy fácil, hacer es más difícil. Uno conoce gente que habla y habla, expresa críticas porque sí y críticas porque no. Gente a la que nada le sirve. Su filosofía es la negación. No hay iniciativa que valga, no hay idea que valga, no hay nada que valga. Siempre, siempre, argumentan que eso se podría haber hecho mejor, que esa idea es loca, que aquí esto...

En esto los abuelos nunca se equivocaron. Hablar es muy fácil, hacer es más difícil. Uno conoce gente que habla y habla, expresa críticas porque sí y críticas porque no. Gente a la que nada le sirve. Su filosofía es la negación. No hay iniciativa que valga, no hay idea que valga, no hay nada que valga. Siempre, siempre, argumentan que eso se podría haber hecho mejor, que esa idea es loca, que aquí esto no se puede hacer. Hablan mucho, sí; pero cuando se les invita a que hagan, a que propongan una mejor alternativa, a que hagan una propuesta concreta, cuando se les convoca a que actúen, entonces eso tampoco.

Caminan por ahí deseando que todo se piense a la perfección, que todo se haga a la perfección, que todo se proponga a la perfección. No entienden que la vida es, por el contrario, una búsqueda constante. El verdadero valor es superar el miedo a equivocarse.

Los abuelos decían que hay gente que por ver el árbol seco al frente no es capaz de ver el bosque.

Los fanáticos de hablar, pero no actuar, consideran que el mundo es perfecto, pero no es así. Desde luego que hay que buscar acertar siempre, pero no puede perderse de vista que el aprendizaje es precisamente la lección que en cada oportunidad se saca de un error. Por eso los abuelos, tan sabios siempre, decían que el que nunca se equivoca es porque nunca ha hecho nada.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2021 © All Rights Reserved