Aliados para el desarrolloLA INSTITUCIÓN EDUCATIVA SAN JOSÉ SERÁ REMODELADA EN SUS 113 AÑOS DE EXISTENCIA

Aunque debemos iniciar este artículo resaltando que las instalaciones de la Institución Educativa San José no siempre han existido en donde se encuentran en la actualidad, sí debemos decir que ha sido bajo esta infraestructura donde durante los últimos sesenta años se han formado cientos de jericoanos y jericoanas, todos ellos pasando bajo el calor inclemente que generaban las viejas tejas de Eternit, que hoy terminan su ciclo. Breve historia de la Institución En 1907,...

Aunque debemos iniciar este artículo resaltando que las instalaciones de la Institución Educativa San José no siempre han existido en donde se encuentran en la actualidad, sí debemos decir que ha sido bajo esta infraestructura donde durante los últimos sesenta años se han formado cientos de jericoanos y jericoanas, todos ellos pasando bajo el calor inclemente que generaban las viejas tejas de Eternit, que hoy terminan su ciclo.

Breve historia de la Institución

En 1907, con la llegada de los hermanos lasallistas a Jericó, se comienzan a visionar nuevos espacios para la educación de los jóvenes del municipio, y es así como nace el Colegio San José de Jericó, bajo la dirección del reverendo hermano Oseas José, de origen francés y quien estuvo ejerciendo el cargo hasta 1910, año en que es trasladado a Sonsón y encargado de dirigir el colegio de esa localidad.
Luego de la salida del hermano Oseas José de la dirección de la institución, llega el reverendo hermano Xavier Michel, también de nacionalidad francesa y quien tuvo la desafortunada responsabilidad de cerrar el colegio en 1918. Este cierre es superado en 1924, cuando es reabierto bajo la dirección del hermano Oseas José. El cuerpo de profesores fue integrado por hermanos franceses, españoles y colombianos, quienes impartieron sus enseñanzas en instalaciones bien dotadas y amplios salones aireados e iluminados que contaban con mobiliario moderno y buen material de enseñanza.

Aunque muchas de las crisis sociales y educativas por las que ha atravesado el país, una de ellas registrada en 1936, pusieron en riesgo la estabilidad del colegio, la entrega y el tesón de los hermanos lasallistas no permitieron que esto los llevara a un nuevo cierre. Así, desde su reapertura, el colegio nunca más ha visto truncada su labor de formación.

En sus 113 años de historia, muchos ilustres jericoanos se han formado en valores en las aulas de esta institución; y aunque el colegio en sus inicios estuvo bajo la dirección de hermanos lasallistas franceses, españoles y colombianos, en las últimas décadas ha estado bajo la dirección de un granadino y dos jericoanos.

La nueva era de la infraestructura educativa liceísta

En 1960, los Hermanos Cristianos de La Salle iniciaron la construcción de las nuevas instalaciones, con bloque académico de tres pisos, el mismo que se mantiene hasta la fecha. Luego le agregaron un bloque más, también protegido por una cubierta en teja de Eternit, que en épocas calurosas no dejaba de ser motivo de queja por parte de los alumnos.

Esa misma cubierta, con sesenta años de instalada, hoy le dice adiós a esta importante infraestructura educativa para darle paso a una nueva, compuesta por modernas tejas termoacústicas y una estructura metálica que le dará soporte. La inversión que se va a realizar allí será de ochocientos millones de pesos y no solo será aplicada en la cubierta, sino también en la remodelación de las unidades sanitarias y otra parte de la infraestructura. Esta labor, que ya inició, está proyectada para llevarse a cabo en tres meses.

 

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2018 © All Rights Reserved