Una cosa es una cosa y otra cosa es otra cosaUna cosa es exagerar y otra cosa es mentir

En todos los pueblos y comunidades hay personas exageradas. Es fácil conocerlas y la gente las escucha con cierto aire de diversión. Sus relatos se asumen como lo que son: exageraciones y, en general, quienes escuchan saben que lo que están diciendo no es verdad. La persona exagerada es creativa, imaginativa, y sus relatos recrean los ambientes; pero no están concebidos con la intención de hacer daño. Lo dicho: todo opera como un divertimento. No...

En todos los pueblos y comunidades hay personas exageradas. Es fácil conocerlas y la gente las escucha con cierto aire de diversión. Sus relatos se asumen como lo que son: exageraciones y, en general, quienes escuchan saben que lo que están diciendo no es verdad.

La persona exagerada es creativa, imaginativa, y sus relatos recrean los ambientes; pero no están concebidos con la intención de hacer daño. Lo dicho: todo opera como un divertimento.

No ocurre lo mismo con la mentira. Quien la inventa tiene la expresa intención de dañar, quiere que la gente crea en algo que no es definitivamente cierto. Mientras el exagerado divierte, el mentiroso engaña.

A veces, llegan a las comunidades noticias de innovaciones y se presentan alternativas que representan cambios. En medio de esos escenarios, es común que aparezca la mentira para impedir que la innovación prospere o que la propuesta de cambios se lleve a cabo. Se inventan daños, males y tragedias que podrían ocurrir.

Cuando alguien inventó la escritura, hubo quienes alegaron que la memoria iba a desaparecer. Cuando alguien propuso el avión, hubo quienes dijeron que el creador estaba loco. Cuando otro propuso el teléfono, dijeron que eso no servía para nada.

¿Recuerda usted las catástrofes que se inventaron cuando en Jericó se empezó a hablar de los túneles?

Siempre es así, pero la verdad termina imponiéndose.

Consejo de Redacción AdP

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

Comentarios

Su dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *.

Esto es un homenaje a nuestros orígenes, un homenaje a esa Aldea del Piedras que crearon nuestros mayores, un homenaje a su coraje, su dedicación, su esfuerzo, su tesón, y su condición de visionarios.

AldeadePiedras, 2021 © All Rights Reserved